BOTANICA
CATÁSTROFE NATURAL
ENFERMEDADES ENDÉMICAS
INCENDIOS
PARQUES NACIONALES
PLANTAS CARNIVORAS
TAXONOMÍA
TIEMPO GEOLÓGICO

 

 

 

 

Biomas

La Biosfera (parte de la corteza terrestre y de la atmósfera donde se desarrolla la vida) se divide en unidades ecológicas o “Biomas”, fácilmente distinguibles, que ocupan extensas zonas de la superficie terrestre y se corresponden con determinadas áreas climáticas.
Un bioma se define como la comunidad vegetal (con una fisonomía particular) que corresponde a un área climática determinada y la comunidad animal y microbiana asociada a dicha vegetación. Distintas regiones del mundo que se encuentran en climas similares (aunque estén muy alejadas unas de otras) proveen condiciones similares para las formas de vida y por lo tanto tiene comunidades vegetales y animales similares. Cada bioma por lo tanto puede considerarse un tipo de ecosistema y todas las zonas que pertenecen a un mismo bioma presentan cierta homogeneidad.
Son muchos los criterios utilizados para clasificar los principales biomas del mundo, Lewis (1995) propone los siguientes:

Bosque: caracterizado por un estrato arbóreo continuo.

Sabana: caracterizado por un estrato arbóreo discontinuo.

Pastizal: caracterizado por la ausencia de un estrato arbóreo.

Desierto: caracterizado por una vegetación escasa o nula.

En líneas generales esta fisonomía de la vegetación es una respuesta a las condiciones climáticas, principalmente a la temperatura y a las precipitaciones, es así como en climas húmedos generalmente se instalan bosques y donde la aridez es extrema predominan los desiertos. Sin embargo otras condiciones del ambiente, como características del suelo o algún otro factor, pueden impedir que se establezca un determinado tipo de vegetación que el clima podría sostener. A la vez existen distintos tipos de bosques, de sabanas, de pastizales, y de desiertos, de acuerdo a las temperaturas y precipitaciones media de una región particular, junto con el tipo de suelo.
Algunos biomas deben su fisonomía al régimen de determinados disturbios en el área que se encuentran (inundaciones, incendios, sequías, etc.), estos disturbios recurrentes modelan la estructura de la vegetación. Por ejemplo muchas sabanas existen debido a que los incendios naturales son muy frecuentes e impiden que se desarrolle completamente el estrato arbóreo y el área sea ocupada por un bosque.
El clima y la vegetación varían con la latitud y la altitud. En forma semejante conforme aumenta la altura se encontraran cambios en la vida vegetal semejantes a los que se encuentran viajando desde el acusador hacia uno de los polos. En general, la base de las montañas son como las regiones cercanas al ecuador: calidas y húmedas. Las cimas de las montañas, en cambio, presentan temperaturas mas bajas y son mas secas como las regiones cercanas a los polos.
Con frecuencia hay zonas de transición entre dos biomas, llamadas ecotonos, donde se mezclan elementos de ambos biomas.

 

Provincias Biogeográficas Argentinas